Somos salvos para servir - Ps. David Ingman

Mateo 20:28 (NTV). Si somos cristianos, es decir seguidores de Cristo, no podemos buscar maneras para evadir nuestra responsabilidad, sino que debemos “doblarnos las mangas” y hacer nuestro trabajo: ser siervos.