Prédica Abril 08

Levantando el estándar de la oración
Por: Pastora Kathy Ingman
08/04/2018

2 Timoteo 3:1-4. Debemos estar conscientes que estamos en la generación de los últimos días y el Señor viene pronto por su Iglesia. Estamos viviendo los tiempos difíciles, peligrosos, violentos y egoístas de los que habla la Palabra, pero mientras estemos aquí, es necesario que sepamos cómo enfrentar las pruebas y para esto, un elemento clave es la oración.

Efesios 6:10-13. Debemos hacer de la oración un estilo de vida para poder vivir en victoria en una sociedad como esta, pues nuestra lucha no es física sino espiritual. La única forma de atar las fuerzas espirituales de oscuridad es a través de la oración. 1 Tesalonicenses 5:17.

Lucas 22:40. Los hombres y mujeres que oran, no son susceptibles al pecado, saben resistir la tentación. Debemos estar alertas porque nuestro enemigo no duerme. La oración nos permite ver en el espíritu, nos pone alertas y nos hace sensibles a las cosas espirituales. Cuando nos enfrentamos a una situación o hay alguien que nos hace daño, recordemos que hay una fuerza espiritual detrás que quiere destruirnos y sacarnos del camino.

Jesús estaba por ser arrestado, y les pidió a sus discípulos que oren, sin embargo, ellos se quedaron dormidos; así mismo, muchos cristianos duermen en medio de los tiempos difíciles que vivimos, en lugar de orar. El destino de nuestra nación no está en las manos de los políticos y gobernantes, sino en manos de la Iglesia a través de la oración. Nosotros podemos cambiar el rumbo de este país y de este pueblo ahora, no hace falta esperar que el enemigo nos tenga acorralados y atados.

1 Pedro 5:7-9. Cuando no tenemos una vida de oración, no podemos discernir cuando el enemigo está cerca, rondando nuestra familia, nuestros hijos, nuestros matrimonios, nuestras finanzas, nuestro país. Necesitamos orar dedicando el tiempo necesario para hacerlo, no al apuro. No podemos permitir que el enemigo se tome nuestra nación, necesitamos doblar rodillas, clamar a Dios y pelear.

Estamos a las puertas de un gran final, no podemos estar distraídos, necesitamos menos redes sociales, menos televisión, menos medios y más oración.

Santiago 4:7. La instrucción del Señor es que oremos, velemos y estemos alertas. La oración es tan importante que debemos levantar ese estándar en nuestras vidas, hay muchos que dependen de ello.

 

*Descarga esta enseñanza en pdf: