Prédica Julio 22

Entregarlo todo
Por: Pastor Jeffrey Huff
22/07/2018

Mateo 22:37-39. Si estamos esperando un milagro o una respuesta en cualquier área de nuestras vidas, debemos saber que Dios quiere bendecirnos, pero esa bendición vendrá cuando nos entreguemos totalmente a Él. Recordemos que para el Señor el compromiso es muy importante.

Cuando una pareja decide casarse y en la ceremonia hacen sus votos, estos no son condicionados, sino seguros: “en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la escasez…” porque hacen el compromiso de una entrega total. En una entrevista de trabajo, muchas veces nos preguntan por el compromiso que tendríamos con la empresa, y si queremos el puesto, nuestra respuesta sería “lo voy a dar todo”.

Si en el mundo valoramos un compromiso total ¿por qué con Dios no nos entregamos completamente? Muchas veces, nuestra actitud con el Señor ha sido “no tengo tiempo para servir en la iglesia o para ir a una célula, con el domingo basta”, pero eso no es suficiente. No olvidemos que hay alguien que lo entregó todo por nosotros: Jesús.

¿Cómo sabemos que le estamos entregando todo?

1. La entrega total requiere un sacrificio. Génesis 22:2. Después de décadas esperando la promesa de un hijo, a Abraham le fue requerido esa misma promesa como sacrificio. En nuestra vida vamos a tener que renunciar a cosas y eso nos va a costar mucho, pero la bendición más grande está detrás de entregarlo todo. Dios no quería matar a Isaac, sino probar el corazón de Abraham, quien estuvo dispuesto a darlo todo al Señor, y es ahí que su promesa se afirmó; Dios no quería darle solo un hijo, quería darle toda una generación.

2. En la entrega total hay pasión. Salmos 84:1-2, 10-12. ¿Qué tan apasionados estamos por Dios? Podemos estar asistiendo a la iglesia o leyendo la Biblia solo por hacerlo; pero también podemos tener la expectativa y el deseo de encontrarnos hoy cara a cara con Él. Si estamos apasionados por Dios se nota en cómo oramos, en cómo alabamos, en nuestra actitud al servirle. No podemos darle más tiempo al trabajo, a personas o actividades que a Dios.

Salmos 25:1-5. Entregarle todo al Señor depende cien por ciento de nosotros. Entregarle todo significa rendirse completamente a Él. Si le entregamos todo, Él es capaz de darnos mucho más de lo que soñamos o esperamos.

¿Por qué Dios nos pide que le entreguemos todo? Porque Él primero lo entregó todo. Él no nos amó a medias, no nos sanó a medias, no nos aceptó a medias, no nos transformó a medias, no nos salvó a medias. ¿Cómo no entregarle todo a aquel que ha sido el único que lo dio todo por nosotros?

 

*Descarga esta enseñanza en pdf: