Prédica Marzo 04

Victoria: no nos falta nada
Por: Pastor David Ingman
04/03/2018

1 Juan 5:4. Cuando hablamos de victoria estamos hablando también de la fe, pues no puede haber la una sin la otra, nuestra fe en Dios es poderosa y el tamaño de la victoria depende grandemente del tamaño de nuestra fe.

Una de las áreas en las que necesitamos alcanzar la victoria es en las finanzas, ya que uno de nuestros más grandes enemigos es la pobreza y escasez, que quiere robar, matar y destruir nuestra economía. La mayoría de creyentes está luchando diariamente en esta área, pero este es el año en el que vamos a vivir de una manera diferente.

Salmos 23:1 (NTV). Empecemos sabiendo que Dios es nuestro proveedor y en Él ya lo tenemos todo, ahora debemos bajar esa verdad espiritual a lo natural, creyendo y declarando su Palabra sobre nuestras vidas constantemente. Nuestra confesión es importante.

Santiago 1:4 (NTV). Este versículo habla de la fe y que debemos dejarla crecer a través de oír, leer y meditar la Palabra todos los días. Mientras nuestra fe madura, podemos lograr más victorias.

Debemos ser claros que cuando hablamos de finanzas estamos hablando de dinero y hay algunos mitos acerca de este que necesitamos exponer:

- La pobreza es lo más cercano a la espiritualidad: falso. Romanos 12:5-8. La Palabra habla del don de dar y necesitamos los recursos para hacerlo. Hay creyentes que se convierten en filtros de la provisión y bendición de Dios para otros.

- El dinero es la fuente de la felicidad: falso. 1 Timoteo 6:7. La alegría que puede traer el dinero es temporal y superficial. El dinero es solamente un recurso, un vehículo, una herramienta que Dios usa para prosperar su Reino aquí en la tierra. Aprendamos a administrarlo correctamente, pues todo es de Dios y sin Él no podemos ganar ni un centavo.

- Ser rico es pecado: falso. Salmos 8:6. Cuando Dios encuentra a alguien confiable, que tiene el corazón correcto y la actitud apropiada, le bendice con grandes riquezas.

- El dinero es la raíz de todos los males: falso. Esta es una mala interpretación de la Palabra. 1 Timoteo 6:10. El error es amar algo que es solo un vehículo y este amor es un desvío que nos llevará al fracaso. En cambio, debemos amar a Dios que nos bendice y es generoso con nosotros.

Proverbios 22:7 (NVI). La excesiva deuda nos lleva a la esclavitud de quien nos presta. Vivir endeudados no es el plan de Dios para nuestra vida. Como creyentes debemos matar el gigante de la deuda, así como David a Goliat.

El plan de Dios para cada uno es que no nos falte nada y que tengamos victoria sobre nuestras finanzas.

 

*Descarga esta enseñanza en pdf: