Volviendo al camino
Por: Pastor David Ingman
29-09-19

Todos tenemos metas en nuestra vida que desearíamos alcanzar, ya sean financieras, familiares o de estudios. Pero lo que la mayoría busca son ‘atajos’ para lograr estos sueños en el menor tiempo posible. Y no entendemos que todos estos ‘atajos’ no funcionan. Por ejemplo:

Queremos tener plata y la queremos ahora. Entonces hacemos cosas como jugar la lotería, o ponemos nuestros recursos en un negocio que ofrece dinero rápido y perdemos nuestra inversión.

Queremos bajar de peso y estar en forma. Queremos abdominales en 6 minutos o perder 30 libras en 30 días a través de máquinas y dietas. Todos estos atajos tienen algo en común: ¡no funcionan!

La vida es un proceso. No podemos saltarnos los pasos de este camino. Alcanzar las metas tomarán tiempo y esfuerzo.

Juan 15:16. Fuimos elegidos por Dios y lo hizo con un fin, Él quiere que produzcamos algo. Él quiere que seamos sal y luz en este mundo y que lo cubramos con su palabra.
Pero al pasar el tiempo crecimos, alcanzamos bienes materiales y se nos olvidó cuál fue nuestro verdadero propósito. Es momento de volver y pedirle al Espíritu Santo que nos recuerde lo que originalmente fuimos llamados a hacer.

Efesios 1:3-5. Dios tiene un plan y un destino para cada uno de nosotros. Debemos darnos cuenta que no vamos a alcanzar la felicidad hasta que lo cumplamos. Nuestra agenda personal no puede ser la prioridad.

¿Cuál fue el Plan original de Dios para su vida?

Apocalipsis 2:5. El Espíritu Santo nos está diciendo que ‘regresemos’ a su primer amor y al plan que el Señor nos dio desde el principio. En este verso, los candelabros simbolizan la luz espiritual que Dios nos ha dado para vivir en este mundo oscuro.

Que terrible sería que Dios quite su luz y caminemos nuevamente en tinieblas a causa de nuestra necia manera de vivir. Es tiempo de arrepentirnos de nuestra rebeldía, y volver al propósito original.

© 2019 Comunidad de Fe by Cdfe Media

Síguenos en:            
¿Necesitas oración?