Buenas nuevas (aun durante la pandemia)
Por: Pastor David Ingman
20/09/2020

¿Cuántos de nosotros podemos decir que estamos cansados de esta pandemia y de todos los inconvenientes que ha causado en nuestra vida? Seguramente todos pensamos así, ya no queremos más esto; odiamos este virus que ha paralizado el mundo, que se ha llevado a seres queridos o ha provocado que trabajos se pierdan.

Lamentaciones 3:22-24. En estos versos podemos ver el propósito específico de la trágica destrucción de Jerusalén en esos tiempos y de por qué Dios trato a Su pueblo con severidad: porque debían aprender las lecciones de su pasado y retener su fe en Él durante un sobrecogedor desastre. Cuando leemos esto, podemos ver que son buenas noticias, ¿pero por qué? Porque nos enseña que el amor de Dios es para siempre, que Su misericordia no se detiene, que Su fidelidad es grande. Dios es nuestra fuente y esperanza eterna.

El profeta Jeremías escribió el libro de Lamentaciones después que los soldados de Babilonia marcharon en la ciudad de Jerusalén y la destruyeron. Sin embargo, aunque Jeremías estaba triste cuando escribió este libro, aún tenía esperanza. En medio de sus palabras tristes, escribió del amor de Dios, de Su misericordia y de cuánto le importamos. Aunque Dios había juzgado a Israel, nunca dejó de amar a Su pueblo, lo que sucedió era lo mejor para ellos.

Romanos 8:28. Al igual que el profeta Jeremías, nosotros también debemos tener esperanza. No creemos que Dios envío esta pandemia, como muchos lo dicen, pero Él la puede usar a nuestro favor.

¿En verdad algo bueno puede salir de esta pandemia? Sí, porque la Palabra de Dios lo dice.

Pero, personas han muerto y familias han perdido su sustento. ¿Cómo puede ser eso algo bueno? La respuesta es simplemente esta: Nosotros podemos ver solo una porción pequeña de todo el cuadro, pero Dios ve el cuadro completo y eterno. Por eso, durante este tiempo difícil, debemos guardar el corazón y cuides nuestras palabras. Las buenas noticias están en el campo de los justos. Las malas noticias, en cambio, están el campo del mundo. Entonces, ¿en qué campo estamos viviendo y qué reporte estamos declarando?

2 Timoteo 1:7.

Josué 1:9 (NTV).

Filipenses 4:6-7 (NTV).

1 Juan 5:4.

Estos versículos nos dan buenas noticias. Las buenas noticias reemplazan las malas. Y las buenas noticias, de la Palabra de Dios, son las que debemos dejar que nos guíen a través de este tiempo de pandemia.

© 2019 Comunidad de Fe by Cdfe Media

Síguenos en:            
¿Necesitas oración?