El más grande honor
Por: Pastor David Ingman
17/04/2022

Filipenses 2:6-11.

Cuando celebramos el Domingo de Resurrección, nunca deberíamos minimizar lo que Jesús ha hecho por nosotros y quién es Él. No debemos presentarlo como un pobre hombre judío, derrotado, colgado en una cruz y que acaba de morir, pues sabemos que su muerte fue solo una parte de la historia.

¡Por supuesto que es una parte que debemos apreciar! Nunca, pero nunca, debemos olvidar la pasión de nuestro Señor Jesucristo.

La razón por la que pasó por todo eso, fue para redimirnos a cada uno de nosotros de la condenación eterna que merecíamos. Jesús pagó el precio más alto posible, a través de su dolor y sufrimiento, a través del derramamiento de su sangre, para que nosotros vivamos en su Gloria por siempre.

Es por eso que todos debemos tener un concepto correcto de quién es Jesús ahora, y por qué debemos continuar trabajando hasta que regrese por nosotros y llevarnos a casa con Él.

Jesús es, verdaderamente, el “Rey de Reyes y el Señor de Señores”, y cuando venga por segunda vez, lo hará para establecer su Iglesia, y su gente; y, entonces, el mundo entero, finalmente, lo verá por quién es.

Apocalipsis 19:11-16.

Nuestros niños no deberían estar celebrando al conejo de pascua o buscando los huevitos de pascua, sino que deberían ser enseñados sobre la verdadera Pascua, sobre el poder de la cruz y la resurrección de los muertos. Y eso comienza con la verdadera historia de la vida, muerte y, lo más importante, la resurrección de Cristo y nuestra futura resurrección. Enseñemos a nuestros hijos, familia y a todos los perdidos en este mundo, sobre el Rey de Gloria y de su magnífica historia.

1 Corintios 11:23-26 (NTV). Que, en este Domingo de Resurrección, todos tengamos un plan para compartir la verdadera historia de Jesús con todos aquellos que no lo conocen todavía.

© 2022 Comunidad de Fe by Cdfe Media

Síguenos en:            
¿Necesitas oración?