Él provee para ti
Por: Pastor Rolando Rodríguez
31/10/2021

Mientras continuamos en nuestra serie sobre: Dios está de nuestro lado, podemos decir que una de las luchas más grandes dentro de los creyentes, es confiar en que Dios proveerá para toda necesidad.

Filipenses 4:19 (NTV). Desde que le entregamos nuestra vida a Cristo, Él se convierte en nuestro proveedor, pero para que este principio funcione, el Espíritu Santo requerirá de fe y obediencia de nosotros.

El Antiguo Testamento nos dice que, básicamente, hay doce “nombres” que identifican a Dios por sus beneficios hacia el ser humano (especialmente los creyentes). El nombre que lo identifica como nuestro proveedor es Jehová Jireh. La traducción literal de Jireh en hebreo es: el Señor proveerá. Entonces, lo primero que debemos hacer, como creyentes, para recibir la provisión de parte del Señor en esta tierra, es creer que Dios existe y que es el proveedor para cada aspecto de nuestra vida (salud, familia, finanzas, felicidad, etc.).

Hebreos 11:6 (NTV). Caminar en fe por la provisión de Dios es mucho más fácil en tiempos de abundancia que en los de escasez, como los que estamos viviendo. Es por eso que necesitamos meditar en la Palabra de Dios constantemente, en especial cuando se refiere a esta área.

Deuteronomio 2:7 (NTV). A veces, los cristianos podemos ser reacios a dar un paso de fe y actuar en las promesas de Dios, por eso el progreso en el área de la provisión, se ve obstaculizado. En Deuteronomio podemos ver una conversación entre Jehová Jireh y Moisés, donde Dios, básicamente, le está diciendo a Moisés esto: “He cuidado de ti y de mi pueblo durante cuarenta años, y continuaré haciéndolo.” Al igual que en el caso de Moisés, Dios quiere que todos creamos que Él es proveedor.

Salmos 16:11 (NTV). Ahora, hablemos de obediencia. El mismo Jehová Jireh, que requiere proveernos, también requiere que lo obedezcamos. Dios nos ha mostrado en su Palabra que el camino a la prosperidad no tiene atajos. Job lo dijo así: “Sométete a Dios; ponte en paz con él, y volverá a ti la prosperidad.” (Job 22:21). Para estar en paz con Dios y recibir prosperidad, primero debemos caminar en sumisión y obediencia a toda su Palabra. Entendamos también, que hay leyes celestiales y hay leyes terrenales, y la Biblia dice que debemos obedecer ambas.

Malaquías 3:10 (NTV). Dios es nuestro proveedor, nuestro Jehová Jireh, lo tenemos claro, pero la condición para recibir esa provisión y prosperidad, es caminar en fe y obediencia. Entonces, es tiempo de hacerlo.

 

© 2019 Comunidad de Fe by Cdfe Media

Síguenos en:            
¿Necesitas oración?