¿Hay algo que valga más que tu alma?
Por: Pastor David Ingman
20/06/2021

Marcos 8:37 (NTV). Esta es una pregunta extremadamente interesante. Jesús no solo estaba hablando a sus discípulos en ese momento, sino también a toda la multitud de creyentes.

Justo un poco antes de esa pregunta, Él hizo una profunda afirmación, seguida de otro cuestionamiento (Marcos 8:35-36). A partir de esto, debemos entender un principio bíblico que se encuentra también, en la enseñanza de Jesús y que no podemos olvidar: hay dos vidas que experimentaremos cada uno de nosotros, una temporal y una eterna.

Es triste decirlo, pero no hay suficientes enseñanzas sobre este tema. Por eso veamos algunas cosas básicas. Dios es un ser trino, lo que significa que tiene tres partes: Él es Dios Padre, Dios el Hijo y Dios Espíritu Santo. De igual manera, el ser humano también es trino; es espíritu, alma y cuerpo. Nuestro cuerpo humano estará con nosotros durante toda esta vida temporal en la tierra, pero nuestro espíritu y nuestra alma permanecerán con nosotros por toda la eternidad.

Eclesiastés 3:11 (NTV). Somos seres eternos y viviremos por la eternidad, de una u otra forma, en un lugar o en otro y por siempre. Por eso, desde el momento que somos salvos, que “nacemos de nuevo”, debemos comenzar a tener una visión de los Cielos; debemos planificar nuestro trayecto hacia la existencia eterna.

Colosenses 3:1-4 (NTV). Pablo escribió que todo nuevo creyente necesita ser enseñado para cambiar su enfoque y mentalidad. ¿Logramos entenderlo ahora? Estos son preceptos básicos de nuestra fe en Cristo, si no lo hacemos, será casi imposible entender la verdadera vida cristiana.

La razón por la que muchos cristianos están luchando ahora, es porque no han cambiado su enfoque. Todavía no han renovado su mente y prioridades, y esta vida terrenal se ha convertido, para ellos, en un constante campo de batalla, pero están peleando por las cosas equivocadas. Hay tantos cristianos que, consciente o inconscientemente, han establecido sus prioridades en las cosas que busca este mundo, en lugar de trabajar en sus almas.

Entonces, regresemos a la pregunta original: ¿Hay algo más valioso que tu alma? ¿Hay algo, en este mundo, que sea más valioso que nuestra alma? Incluso mientras servimos a Dios y a la gente nunca debemos descuidar nuestra propia alma, la cual necesita mantenimiento diario.

Romanos 12:2 (NTV). Lo único que cambiará nuestro enfoque es tener una relación, una comunión diaria con Dios y su Palabra.

© 2019 Comunidad de Fe by Cdfe Media

Síguenos en:            
¿Necesitas oración?