Diez cosas que la Biblia dice sobre ser un buen padre
Por: Pastor David Ingman
16/06/2019

Si lo pensamos, sería una gran tragedia llegar al final de nuestra vida y no saber qué clase de padres hemos sido. Pero tenemos una guía para medir nuestra paternidad: la Palabra de Dios.

Realmente no hay nada fácil respecto a ser un buen padre en los días que vivimos, por eso, a veces, la paternidad involucra algo de dolor. Sin embargo, ser padre también puede traer un enorme gozo y satisfacción.

Algunos ven las Escrituras como algo anticuado, pero la verdad es que contienen invaluables “piedras preciosas” sobre el tema de ser papá. Vamos a ver diez cosas que la Biblia dice sobre ser un buen padre:

1. Un padre debe ser el primer maestro de sus hijos. Proverbios 22:6. Es nuestra responsabilidad entrenar e instruir a los niños en el camino que deben seguir. No le corresponde al colegio, al gobierno o a los amigos, sino a nosotros, enseñarles sobre moralidad, ética y los principios de la verdad de Dios en la Biblia.

2. Un padre necesita demostrar a sus hijos lo que es vivir una vida buena. 2 Corintios 3:2-3. La Biblia nos enseña que la forma en que vivimos es como una “carta de Dios”. Nuestros hijos leen esa carta cada día, que les muestra cómo vivimos nuestra vida.

3. Un buen padre provee para su familia. 1 Timoteo 5:8. Como papás, es nuestra responsabilidad asegurar que las necesidades de nuestra familia estén atendidas en cada área: espiritual, física y emocional. Ahora, sabemos que en estos tiempos, hay hombres que están luchando para encontrar trabajo, y no deben sentirse condenados, pero tampoco deben conformarse y volverse ociosos.

4. Un buen padre disciplina a sus hijos. Proverbios 13:24. El hombre que ama a sus hijos es diligente en disciplinarles. Esto se trata de un liderazgo proactivo en nuestros hogares.

5. Un padre debe pasar tiempo con sus hijos, un tiempo que no sea vacío. Deuteronomio 6:6-9. La Biblia es clara en enseñar que los padres deben involucrar a sus hijos en conversaciones profundas, de corazón a corazón, que impartan y enseñen, más que hechos, sabiduría. Como papás, debemos planear salidas o caminatas de conversación con nuestros hijos, uno a uno.

6. La compasión es una característica de un buen padre. Salmos 103:13. Un papá tiene compasión por sus hijos.

7. Un buen padre no sólo es oidor y predicador de la Palabra, sino que también es un hacedor de ella. Santiago 1:22. Había un viejo dicho que los padres solían decir hace años: “Haz lo que yo digo y no lo que yo hago”, pero esta es una horrible enseñanza.

8. Un padre no debe provocar a sus hijos. Efesios 6:4. En lugar de provocarles, la Biblia nos muestra otra alternativa: criarles como gente joven de fe.

9. Un padre nunca se rinde con sus hijos. Lucas 15:20-24. Esta es la historia de un padre que nunca se rindió ni perdió la esperanza, por eso siempre estuvo listo para recibir a su hijo de regreso, con brazos abiertos. Podemos disciplinar, podemos pedir cuentas a nuestros hijos, pero nunca nos demos por vencidos.

10. Un buen padre ora por sus hijos. 1 Crónicas 29:19. El rey David oró por su hijo Salomón. Los hijos saben sin ninguna duda que sus padres oran por ellos cada día y esto les lleva a tener un profundo sentido de amor y seguridad en sus vidas.

 

© 2019 Comunidad de Fe by Cdfe Media

Síguenos en: