Nuevas puertas, nuevas oportunidades
Por: Pastor David Ingman
05/07/2020

1 Corintios 16:9 (NTV). El apóstol Pablo nos habla aquí de una puerta que le fue abierta, y es el mensaje que Dios quiere darnos este día. Para los tiempos que estamos viviendo, debemos encontrar grandes puertas de oportunidad que sean abiertas por Dios y aprovecharlas.

Estas puertas pueden ser nuevas maneras de compartir y ministrar el evangelio o incluso pueden ser cosas más personales, que traten sobre nuestra familia o nuestras finanzas. Por eso, preguntémonos ¿Qué puertas de oportunidad necesito que se abran desesperadamente en nuestras vidas?

Durante esta pandemia, muchos han perdido sus trabajos, entonces esa puerta que necesitan que se abra es un nuevo empleo que genere suficientes ingresos para poder sostener sus hogares. Pero recordemos lo que la Palabra nos dice: “Mi ayuda viene del Señor, el que hizo los cielos y la tierra”. Así que debemos buscar que Dios abra las puertas y no hacerlo nosotros mismos. En la Biblia, una puerta simboliza la transición y el pasaje de un lugar hacia otro, pero no de una manera natural, sino sobrenatural, por eso necesitamos ayuda para abrirlas y una puerta que abre el Señor, nadie la puede cerrar.

Mateo 7:7-8. En estos versículos podemos ver tres acciones: buscar (y pedir) la puerta, tocar la puerta y la puerta se abrirá.

1. Buscar y pedir, en la Biblia, se refiere a la oración. No podemos ser pasivos, sino que debemos buscar al Señor todos los días en oración e intercesión.

2. Tocar o llamar a la puerta es algo diferente. Al encontrar la oportunidad, debemos ser agresivos. ¿Cómo? Debemos tocar la puerta sin rendirnos, pues tendremos oposición. Entonces no se trata de una pequeña oración para que Dios bendiga nuestra comida, sino que requiere diligencia y persistencia. Muchos dicen “le pedí algo a Dios, pero no me respondió”, pero eso es solo vagancia, falta de esfuerzo. Tenemos que empujar hacia delante, como lo hizo Daniel cuando oró y ayunó por 21 días hasta que recibió respuesta.

3. Esta es la mejor parte: cuando buscamos y luego tocamos la puerta de todo corazón, la puerta se abrirá por la mano de Dios. Jeremías 29:13.

Dios quiere abrir puertas de oportunidad para nosotros, pero debemos ser serios y constantes con Él, de esta forma siempre tendremos una respuesta.

© 2019 Comunidad de Fe by Cdfe Media

Síguenos en:            
¿Necesitas oración?