Redimiendo el tiempo
Por: Pastor David Ingman
26/04/2020

Efesios 5:16 (NTV). Si miramos hacia atrás, como cristianos, debemos reconocer que el recurso más valioso que se nos ha dado no es el dinero o alguna otra posesión material, sino que es el tiempo. Por eso debemos hacernos esta pregunta, ¿qué estamos haciendo con el tiempo que Dios nos ha asignado para esta vida?

Eclesiastés 3:1-2 (NTV). El tiempo es un período determinado o medido que tenemos para hacer algo. Cuando terminemos nuestra carrera, debemos tener la seguridad que pudimos redimir todo el tiempo que nos fue dado de cualquier propósito o deseo de este mundo que no tiene sentido y haberlo utilizado para el propósito eterno de Dios. En la carta a los efesios, Pablo nos dice que aprovechemos bien el tiempo y no lo desperdiciemos en perseguir nuestros propios sueños que muchas veces pueden ser absurdos y en cosas que realmente no importan.

1 Juan 2:15-17 (NTV). Recordemos que todo lo que este mundo nos ofrece, algún día dejará de ser, pero la voluntad de Dios camina mano a mano con la eternidad.

Los tiempos como los que estamos viviendo, son los que revelan o exponen quiénes somos realmente. La plaga que ataca al mundo ahora, cubre al mundo con temor, pero la Biblia ya nos ha hablado que van a suceder cosas como esta, para que estemos atentos al regreso de Jesucristo. Y mientras esperamos, debemos aprovechar cada oportunidad para usar nuestro tiempo sabiamente en los propósitos de Dios.

Ahora, ¿vamos a ser personas que esperan que buenas cosas sucedan o seremos personas que provocan que buenas cosas sucedan? Hay demasiada gente en esta vida esperando que alguien más haga algo, pero nosotros debemos hacer cosas en favor, no solo de nuestra familia, sino de otras personas. Aprendamos a pensar “fuera de la caja”.

Proverbios 8:12. El Espíritu Santo nos da la sabiduría para los tiempos difíciles, como los actuales. Esta sabiduría nos es dada, no solamente para poder crecer en nuestros negocios, sino para mostrarnos cómo usar los medios de una manera diferente y alcanzar a más gente a través del evangelio.

La verdad, es que no sabemos cuánto tiempo más nos queda, entonces no perdamos más tiempo, aprovechémoslo para el propósito eterno de Dios y no solamente para agendas personales.

El Espíritu Santo quiere que seamos implacables en nuestra fe, quiere que seamos grandes administradores del tiempo que se nos ha dado. Él quiere que aprendamos que estos tiempos no deben ser de temor, sino de oportunidades, y decidamos terminar la carrera usando nuestro tiempo para hacer lo que Dios nos ha llamado a hacer.

© 2019 Comunidad de Fe by Cdfe Media

Síguenos en:            
¿Necesitas oración?