Una vida en victoria
Por: Pastor Jeffrey Huff
21/07/2019

Estamos en tiempos donde, dentro de la iglesia, mucha gente está pasando por pruebas muy duras y complicadas. Y aunque sabemos que en Cristo somos más que vencedores, al estar en esas situaciones, se nos hace difícil creer que podemos vivir una vida en victoria. Sin embargo, la Palabra de Dios traerá ánimo a nuestro corazón.

Romanos 8:35, 37. Lucas 1:37. La Biblia nos dice que vamos a pasar por pruebas, pero nos promete una vida en victoria. Vamos a pasar por pruebas, pero nada es imposible para Dios.

Salmos 34:19 (NTV). La clave está en alcanzar la victoria que el Señor nos promete, a pesar de las circunstancias. No nos alegramos por los problemas, ni los negamos, sino que sabemos que Dios nos va a rescatar en medio de cada uno.

Vamos a ver cuatro cosas que debemos tomar en cuenta para alcanzar la victoria:

1. Mantengamos firme nuestra confesión. Proverbios 18:21. Debemos cuidar nuestras palabras; necesitamos hablar vida, victoria y poder sobre las circunstancias. No se trata de negar el problema, sino de enfrentarlo en fe, declarando la Palabra de Dios. Una clave aquí: una de las armas más poderosas para proclamar vida es la alabanza de corazón.

2. Seamos libres del temor. 2 Timoteo 1:7. Josué 1:9 (NTV). Las victorias más grandes vienen después de enfrentar un gran temor.

3. No hagamos las cosas en nuestras fuerzas. Génesis 32:28. Debemos permitirle a Dios pelear las batallas, necesitamos su ayuda. Jacob alcanzó la victoria en su vida porque aprendió a depender de Dios. ¡No estamos solos!

4. Nunca olvidemos nuestra identidad. Lo que el enemigo ha querido atacar principalmente es nuestra identidad en Cristo. No importa cuántos años tenemos en la iglesia o hace cuánto conozcamos de Dios, las circunstancias tratan de golpear nuestra identidad, por eso debemos decidir vernos a través de la Palabra, como Dios nos ve. No somos lo que el mundo, el diablo o las circunstancias dicen que somos.

2 Corintios 3:18. ¿En qué “espejo” nos estamos viendo? El mundo puede decirnos que somos un fracaso, que cometemos errores, pero la Palabra nos dice algo diferente. Los doctores pueden decir que estamos muy enfermos, pero Dios dice que por sus llagas fuimos curados. Las finanzas pueden decir que no tenemos nada, pero Dios dice que Él es Jehová Jireh, nuestro proveedor y nada nos faltará.

Su palabra nos dice que somos hijos, santos, perdonados, aceptados, una nación santa y real sacerdocio, prósperos, sanos, libres, etc.

Cuando entendemos que nuestra identidad está en la Palabra de Dios, caminaremos siempre en victoria, aun en la prueba más grande en nuestras vidas.

© 2019 Comunidad de Fe by Cdfe Media

Síguenos en:            
¿Necesitas oración?