El cielo todavía tiene un plan
Por: Pastor Martín Holguín
12/07/2020

2 Corintios 1:8-9 (NTV). Enfoquémonos en la palabra atravesar. Cuando tenemos que ir a través de un lugar peligroso o inseguro, es mejor ir sin equipaje extra, es decir sin nada que pese sobre nuestras vidas.

1 Pedro 1:3-7. 1 Pedro 2:1. Pedro nos habla de la esperanza de salvación, de liberación y victoria que nos espera a cada uno después de atravesar por diversas pruebas. Pero en el siguiente capítulo, Pedro nos advierte que, si queremos llegar a disfrutar de esas promesas, es necesario que desechemos de nuestras vidas toda mala conducta, engaño, hipocresía, celos, comentarios hirientes, etc. Pablo también nos dice que debemos despojarnos de todo pecado en medio de esta carrera.

Cuando leemos la historia de José en el libro de Génesis, podemos encontrar muchas lecciones importantes de su vida en Egipto; pero nos vamos a enfocar en un par, que son relevantes para un tiempo como el que estamos viviendo.

– José se mantuvo libre de toda mala conducta, engaño y cualquier otra cosa negativa que podía entrar en su corazón al atravesar tiempos difíciles. Es interesante que, en medio de una prueba tan extensa, José siempre tuvo un corazón puro; muchos se hubieran dado por vencidos y se hubieran entregado a la primera oportunidad de gratificar su carne, pero él se mantuvo fuerte. El foso donde fue echado, obligó a José a mirar hacia arriba, y fue ahí donde supo que podía perderlo todo menos su destino.

De alguna manera, José sabía que el cielo todavía tenía un plan para su vida, en algún lugar de su alma todavía guardaba esos sueños que había tenido de joven, de cumplir un destino más grande que su vida misma.

En medio de las pruebas que estemos atravesando, no olvidemos que Dios ha puesto un plan en nuestro corazón, un destino que, a pesar que pareciera perderse, sigue intacto. Nuestros problemas no durarán para siempre, no nos dejemos atrapar por pensamientos de corto alcance.

– José se mantuvo siempre lleno del temor de Dios. Aunque estaba solo en Egipto, siempre reconoció que Dios estaba junto a él, que veía todo lo que hacía y decidió vivir su vida de acuerdo a esa convicción. José sabía que entregarse al pecado ponía en juego su destino. ¿Podemos decir lo mismo?

Cuando estamos en tiempos difíciles, fuera de nuestra comodidad, de lo que nos da seguridad, nuestra relación con Dios será probada.

El cielo todavía tiene un plan para nuestra vida, no cedamos ante la presión de pensamientos negativos o desánimo, ni a la tentación. Fortalezcámonos en orar y leer la Biblia, para mantenernos firmes en integridad y nuestra comunión con Dios. Nuestro carácter va a ser probado en los tiempos difíciles, pidámosle a Dios que nos llene de ese temor reverente y del deseo de agradarle aún cuando nadie nos ve.

© 2019 Comunidad de Fe by Cdfe Media

Síguenos en:            
¿Necesitas oración?