El poder de Dios en mí
Por: Pastor Rolando Rodríguez
05/04/2020

En medio de la situación actual que está pasando la humanidad, el mundo empieza a darse cuenta que el dinero, el conocimiento, el apellido, las influencias o la nacionalidad no dan seguridad. Y nosotros sabemos que solo en Jesús encontramos respuestas y protección, solo en Él tenemos garantía.

Mateo 28:5-6. Es importante recordar que, en un tiempo como este, que celebramos la Semana Santa, Jesús vino a morir en la cruz por nuestros pecados y resucitó. En estos momentos debemos recordar que servimos a un Dios vivo. Todo lo que Él nos dijo mientras estaba en la tierra, lo confirmó a través de su muerte y resurrección.

Filipenses 3:10. El objetivo de nuestra vida es conocer personalmente a Dios y que no sea solamente a quien acudimos cuando hay problemas. En este versículo, Pablo nos dice algo más: en la resurrección de Cristo hay poder y Dios quiere que también conozcamos ese poder.

Este versículo además nos habla de padecimientos. Recordemos que Jesús dijo que en este mundo tendremos aflicciones; por eso necesitamos, más que nunca, confiar en Dios y descansar en la victoria que Él nos prometió para este año.

Este tiempo que vivimos nos debe ayudar a dejar de vivir por lo material, que no esperemos que termine este tiempo para regresar a la vida de antes, sino una vida más cerca a Dios.

Romanos 8:10. El principal problema que hay en este mundo es el pecado y la falta de arrepentimiento. Es por eso que Jesús vino a la tierra, pues Dios sabía que nosotros no podemos pagar por nuestras faltas, una “obra buena” no compensa una mala.

Romanos 8:11. El que estaba en Jesús, el Espíritu Santo, es tan poderoso que podía resucitar muertos. Entonces, ¿qué espíritu está en nosotros? Si es el Espíritu de Dios, entonces puede sanarnos y protegernos de cualquier enfermedad, de cualquier virus.

Mientras entramos en esta semana, debemos tener la confianza que ningún arma forjada en nuestra contra puede prosperar. Que absolutamente nada en este mundo, visible o invisible, puede oponerse al poder de Dios. Él va a hacer cosas grandes, no solo en nosotros, sino sobre nuestra nación.

© 2019 Comunidad de Fe by Cdfe Media

Síguenos en:            
¿Necesitas oración?